Articulo Especial: ¿Tito Bejaran vs Limbert Reynosa?

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social de Villa Vásquez

A pesar de que no acostumbro a escribir los días viernes, me motivó la imprecación articulada por el señor Limbert Reynosa, aduciendo a supuestas tramas transigidas en su contra con el fin de eliminarlo políticamente. Todo esto a cargo, de forma supuesta, por el Señor Miguel Alejandro Bejaran.

No he sido un cercano ni a Tito ni al PLD, de hecho cuando yo militaba en materia política estuve y estoy en contra del PLD y sus acciones, por lo que como existe el diste de la pasión y la razón, me considero con las cualidades debidas para opinar en este asunto.

De conformidad con los testimonios u observatorios del accionar del señor Reynosa en el espectro político resultó axiomática su ambivalencia a la hora de sostener un proyecto o una postura frente al gobierno, que bajo el auspicio del señor Bejaran lo distinguió colocándolo en el tren gubernamental y además fue llevarlo de la mano al conocimiento de figuras importantísimas en esa agrupación política.

En las redes circula un audio donde los vejámenes que de forma dicteriosa son externados por el señor Reynosa, en antípoda hacia el señor Bejaran, nos brindan una excelente reflexión, la cual espero el Señor Bejaran le de lectura y las asuma para su futuro político:

Si partimos del supuesto de que las personas que acompañan a un líder político deben haber exhibido niveles de credibilidad y confianza suficientes, es notorio que estas dos condiciones debieron ser tomadas en cuenta por el señor Bejaran. Considero de manera firme que uno de los graves errores cometidos por el señor Bejaran fue no valorar más a simpatizantes de su cofradía política, y sin embargo, colocar en la administración de la viña, con grandes recursos, a personas que nunca dieron muestras de fidelidad Danilista ni peledeista.   

Las personas y más aun los que pululan en la política no miran el mundo como es, sino como son ellos mismos. A tal efecto, resultó inri la alusión de parte del señor Reynosa de que la misión principal es lacerar de forma mortal su carrera política. Sería ocioso comenzar a discutir si existe tal carrera o no; pero encuentro adecuado tratar de encajar la etimología de la palabra líder con el apócrifo liderazgo de la carrera del señor Reynosa.

Líder significa, según la etimología de la lengua inglesa, el acto de guiar para avanzar e ir para adelante. ¿A quiénes ha guiado el señor Reynosa? ¿A cuántas posiciones electivas a aspirado y a cuántas ha logrado llegar?


En mi opinión es penoso que los caprichos, insulsos y sin razón, de un joven – al parecer guiado por la bullanga y la claque gratuita -  hayan provocado el abandono de su puesto de trabajo, que de haber mantenido los niveles de disciplina que exige el PLD quizás fuese tomado en cuenta en un futuro para otras posiciones de mayor principalía.