Promueven las aspiraciones a destiempo en PLD

SANTO DOMINGO. En el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se han activado los grupos que promueven la reelección del presidente Danilo Medina y los contrarios a ese movimiento.
El expresidente Leonel Fernández, que había estado inactivo, acudió la noche pasado domingo a los barrios de Sabana Perdida y Villa Juana, para dar el pésame a los familiares de dos dirigentes del PLD fallecidos.
El exmandatario hizo un llamado al PLD a “administrar sus triunfos”, y afirmó que “para lograrlo, se requiere, con carácter de urgencia, que cada uno de sus miembros comprenda algo muy simple; y es que en la lucha política siempre se anteponen las necesidades del pueblo a las aspiraciones individuales”.
Mensaje mucho más suave que las declaraciones del secretario general, Reinaldo Pared Pérez de que los defensores del PLD van para las calles a valorar los logros de esa organización y sus gobiernos.
Anti reelección
En Santiago el ex gobernador provincial y miembro del Comité Central del PLD, José Augusto Izquierdo, admitió que dentro de su partido dirige una especie de grupo o maquinaria que está dispuesta a trabajar por el retorno al poder del expresidente Leonel Fernández.
Dijo que en ese grupo hay exfuncionarios y destacados dirigentes municipales y provinciales.
Advirtió ayer al presidente Medina que no puede ser candidato en los comicios del 2020, ya que lo prohíbe la Constitución de la República y, además, porque debe cumplir el acuerdo que firmó con el expresidente Leonel Fernández para permitir su repostulación en el período 2016-2020.
“No es que estoy en contra de la reelección consecutiva por dos períodos, es que nuestra Carta Magna y el acuerdo firmado le impiden al presidente Medina presentarse para los comicios del 2020”, subrayó.
Indicó que el candidato presidencial idóneo y para mantener el poder en el 2020, es el expresidente Leonel Fernández.
Asimismo, Izquierdo negó que el PLD enfrente una división y que esté en peligro de extinción.
“El profesor Juan Bosch fundó un partido único en América Latina y un ícono en la República Dominicana, capaz de sobrevivir a los problemas naturales que atraviesan las pequeñas burguesías en todas partes del mundo”, sostuvo Izquierdo. Dijo que el PLD es un partido donde los dirigentes se critican y se autocritican, cuando han cometido algunas faltas.
“Pero también nosotros aplicamos la democracia interna, donde la minoría se subordina a lo que aprueba la mayoría”, expresó el dirigente peledeísta.
Insistió que el profesor Juan Bosch dejó vacunado al partido, de tal manera que no hay forma de que se divida o se desintegre.
“La mayoría de los peledeístas podemos tener diferencias, pero una vez que dirimimos los asuntos, todos nos ponemos a trabajar juntos”, manifestó.
“El compañero Medina juró que no volvería a presentarse, además la Constitución lo prohíbe y hay un acuerdo en ese sentido que debe ser honrado”, prosiguió Izquierdo.