¡Primer año del Gobierno: Endeudamiento al Extremo!

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social de Villa Vásquez

Cabe señalar que en el titulo hago referencia al primer año, del segundo periodo, del Presidente. Aclarado esto, tengo la más sincera preocupación como dominicano, en razón de la política de endeudamiento que ha caracterizado el Gobierno de Danilo Medina.

Aunque solo en este casi primer año se ha tomado mucho dinero prestado, si hacemos la adición a los empréstitos efectuados en su primer gobierno, obtenemos cifras espantosas, en especial para las futuras generaciones sin nacer, que ya tienen su vida hipotecada.

Ya alguien con más elementos que yo abordó este tema, el señor Juan Bolívar Díaz, pero de forma reiterativa y desde mi ángulo de visión me gustaría mencionar los datos a los que me referí líneas atrás; el gobierno pregona de que nuestro país crece económicamente hasta más no poder, pero nunca menciona que ese crecimiento tiene una plataforma muy débil y poco sólida: el endeudamiento.

Según datos de la Dirección General de Crédito Público desde el año 2013 hasta el año 2015 el Gobierno de Danilo Medina tomó prestado la increíble suma de U$2,373 millones de dólares – aproximadamente -  o sea unos U$791 millones de dólares por año. Dicho de otro modo el gobierno tomó en materia de empréstitos la suma de U$65.9 millones de dólares, mensualmente de forma acercada.

Más alarmante aún es conocer que según datos, de la entidad mencionada más arriba, en el año 2016, sólo en ese año, el gobierno realizó préstamos por un monto de US$3,459.67 de dólares. Si llevamos esa cantidad a dólares por día nos asombraremos al saber que diario el Gobierno Dominicano tomaba prestado unos U$9 millones de dólares aproximadamente. Esto significa que a la tasa actual del dólar en nuestro país, en el año 2016, se recurría a deudas por la suma de RD$423 millones de pesos, de forma diaria.

…Vinculando dos elementos

Resultaría extraño realizar mención de cosas que para muchos no tienen nada que ver. Pero sería adecuado divulgar lo inédito de los componentes del gobierno, que lo obliga a tomar tanto dinero prestado. La mayoría de sus funcionarios tiene como única vía de reconocimiento social la acumulación de riquezas, al través de la transferencia de dinero público a bolsillos privados.

Estos piensan que no importando el mecanismo utilizado para esa operación, lo que merece la pena es tener el dinero que otorgue rango nacional y reconocimiento en el seno de la sociedad. Esto explicaría hasta cierto modo el porqué del disparo en el gasto clientelar que es auspiciado por el actual gobierno.

Los gastos en mediatismo, plumas de alquiler y cerebros que están a la venta, no han podido revertir la percepción y realidad ciudadana, cuando va a un hospital y no encuentra nada de lo que fue a buscar en materia de salud.


El dominicano común y corriente ha percibido la conexión entre el enriquecimiento de los funcionarios y sus carencias, que lo atormentan de forma diaria. En lo que este problema se soluciona, continuamos endeudándonos.