¿Por qué el turista se enamora de la reina del mar?

La provincia Montecristi ofrece de todo al mismo tiempo: playas, ríos, cultura e historia. Por eso, cuando se visita Montecristi el turista no tarda en enamorarse de sus grandes tesoros naturales.
Visitar esta provincia, ubicada al noroeste del país, es darse la oportunidad de divertirse y disfrutar de su municipio cabecera, San Fernando de Montecristi, como en los demás. 
La Ruta de la Fe, El Morro, las playas Buen Hombre y Juan de Bolaños, el Museo de la Sal, la Casa Museo Máximo Gómez-José Martí y el parque a la Reina del Mar son algunos de los lugares que se pueden conocer cuando se visita esta provincia, que, como dicen los lugareños, “Montecristi es una realidad que lo tiene todo”.

Para el presidente del Clúster Turístico-Cultural de la provincia, José Luis Bournigal, en los últimos dos años Montecristi ha tenido un significativo crecimiento en la llamada industria sin chimenea, registrándose un aumento del orden del 250% en el turismo nacional, y ya se comienza a notar la presencia de extranjeros.

“El clúster turístico tiene un programa con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Consejo Nacional de Competitividad para el posicionamiento del turismo de Montecristi. Antes, en esta provincia solo se conocía El Morro y el Reloj, pero después de este proyecto, que es a nivel nacional e internacional, el turista puede conocer y explorar otras riquezas”, observó Bournigal.

Este crecimiento se puede observar en el área hotelera, ya que la provincia cuenta con alrededor de 300 habitaciones distribuidas entre el pueblo y la playa, cuyas demandas son cada día mayores.

Y una muestra de lo que disfruta el turista en esta provincia es el hotel El Cayito, el único que tiene playa al frente y considerado el más grande de la zona. El hotel tiene restaurant, piscina y espacio para la diversión. Es un lugar muy acogedor rodeado de las más bellas palmas. 

La ruta de la fe

Definitivamente, si se quiere explorar un lugar paradisíaco, solo hay que recorrer la ruta de la fe, que está ubicada en El Morro. Allí, las almas aventureras pueden hacer suya esa maravillosa obra de la creación de Dios, pues encuentra un ambiente natural y divino, lleno de una gran vegetación. 

Pero, además, desde ese mágico destino se puede apreciar un bello atardecer.

Esta ruta de la fe forma parte de El Morro, que a lo lejos se asemeja a un camello dormido. 

Su recorrido es de un kilómetro, y cada año los peregrinos de la zonas aledañas y de diferentes provincias del país visitan este destino para meditar y reflexionar sobre la Pasión de Jesús, a través de las 14 estaciones señalizadas con una cruz. 

Otro lugar para visitar es la parroquia San Fernando, donde el foráneo busca un espacio para orar y fortalecer su espíritu.

Esta parroquia está frente al Parque del Reloj y celebra sus fiestas patronales desde el 22 hasta el 30 de mayo, con diferentes actividades religiosas y culturales.

Playas y otros atractivos

Las playas que tiene esta provincia son hermosas, su agua es cristalina y su temperatura llama la atención del turista, que busca refrescarse en su agua serena y agradable.
Al llegar a Montecrist, es necesario conocer las salinas, una producción de sal artesanal, considerada como uno de los sellos distintivos de la provincia.

Allí puede conocer el museo de la sal donde se aprecia todo lo relativo al proceso de extraerla, cómo se produce y cuál es su importancia.

La playa Juan de Bolaños se encuentra cerca del muellecito y del malecón; es muy acogedora por ofrecer un ambiente de tranquilidad con su agua fresca. Los que llegan allí aprovechan disfrutar de la música y el ambiente alegre del Malecón, un lugar muy visitado por los turistas.

Desde el muellecito y cualquier área del malecón, muchos van durante la tarde para apreciar el mejor atardecer que se puede ver en esta provincia. 

De todas las playas que hay en Montecristi, La Playita es la más serena y tranquila, motivo por el cual los turistas la eligen cuando desean pasar un tiempo en aguas tranquilas.

Cayo Siete Hermanos es una ruta muy visitada por los turistas nacionales y extranjeros, cuyo recorrido hay que hacerlo en botes. Desde el Morro se puede visualizar el cayo Cabrita.

Si se encuentran en el municipio de Villa Vásquez, podrán apreciar una de las mejores playas que tiene la provincia. He aquí la playa Buen Hombre, que dista a más de 20 kilómetros de ese municipio. Es un lugar destinado para pasarla bien.

Esta playa le brinda al turista las opciones de practicar deportes acuáticos de aventura, tal como el kitesurf, buceo deportivo y de galeones.

Su cultura e historia

Y si quiere conocer algo más cultural, solo tiene que dirigirse a la casa museo Máximo Gómez y José Martí. En esa casa vivió el libertador de Cuba por varios años.

El museo consta de cuatro salas en las que se observan la vida familiar del general Gómez, una biblioteca, antillanismo y evolución, manifiesto de Monte Cristi y la guerra en Cuba. El Parque del Reloj y el parque Manuel (Manolo) Tavarez Justo son dos sitios emblemáticos de la provincia, y cada uno de ellos destaca la importancia que tiene para quienes llegan a esos escenarios.

También se encuentra ubicado en la entrada de San Fernando de Montecristi, el parque a los héroes del 14 de junio, lugar que escogen los lugareños para recrearse.

Como parte de la culturan se encuentran, también, las casas victorianas en la que se pueden apreciar en San Fernando de Montecristi, municipio cabecera de la provincia; la villa Emilia Jiménez donde se encuentra parte de la historia de la provincia, y que está ubicada frente al parque, en la calle Duarte esquina Federico de Jesús García.

El monumento a la Reina del Mar es otro de los espacios curiosos y visitados. Fue diseñado por el italiano Enrico de Montecristi, como se hace llamar, y en él se representa la cultura italiana y de la provincia a través del vestido, las naves espaciales dominicanas e italianas, y los dos guardias que hacen referencia a la protección de la Reina del Mar.

En el municipio de Pepillo Salcedo se encuentra la laguna Saladilla, una de las más grandes del país. Tiene un área llena de manglares y comparte su territorio con la provincia de Dajabón. Su territorio abarca 31 kilómetros cuadrados y en ella se puede observar una pequeña isla donde habitan varias especies.

Creación de la provincia

La provincia Montecristi es la primera de la línea noroeste, fue creada en el año 1907, y tiene una población de 109,607 habitantes. 

Los moradores de la provincia cuentan que el nombre de Montecristi está asociado a la expresión de Cristóbal Colón: ¡Monte de Cristo! al quedar impresionado con la majestuosa obra natural de El Morro, muy parecido al Gólgota, lugar donde fue crucificado Cristo; y desde esa época se empezó a utilizar el nombre de Montecristi. 

Su economía
Las principales fuentes económicas de la provincia Montecristi están basadas en la agricultura, la pesca, el turismo, la ganadería y la producción de sal.