Danilo, Leonel e Hipólito: Tribunal de la Historia

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

El fenómeno de los procesos judiciales, cimentados en la delación premiada, ha tenido efectos enconosos sobre distintas figuras del ámbito presidencial en el espectro del continente Americano.

No es ocioso recordar lo que ha pasado con Dilma Vana da Silva Rousseff y lo que actualmente sucede en términos jurídicos con Luiz Inácio "Lula" da Silva, en Brasil. En Perú se persigue judicialmente a otro Expresidente. De igual forma en otros países la situación no es desemejante.  

Lógicamente quiero enfocar mi análisis en torno al juicio histórico que recaerá sobre las tres personas que han gobernado este país en los últimos 21 años. Lo acuciante de las acusaciones y rumores que cercan estos tres líderes políticos, gira sobre el eje del sensacionalismo mediático creado por las redes sociales, independientemente de su veracidad o falsedad.

En el caso del Presidente Medina, los pedidos por unos supuestos intelectuales – aparte de los móviles de su encomienda – es una locura que logró su objetivo: Llamar la atención. En el país no existen las condiciones para que un Presidente en ejercicio, bueno o malo, salga del poder sin antes haber terminado el periodo que le asigna la Constitución.

La historia deberá juzgar las maniobras truculentas que ha realizado el Presidente Medina para, desde el punto de vista legal, salir del atolladero de Odebrecht, fundamentado en las declaraciones de unos delincuentes confesos (Joao Santana y su esposa la señora Mónica Moura). A estas estratagemas le es sumado el informe redactado por una Comisión de Notables, fundida en el descredito social.   

…Leonel

La supuesta tersura de sus periodos, se pensó en un principio, iba a ser sepultada bajo la cultura del borrón y cuenta nueva. Pero el tres gobernante del país no contó con el asesoramiento macabro de un personaje enviado directamente desde Brasil a defender los intereses de Odebrecht, de los cuales ya Fernández no formaba parte.

De ahí que se realizaban comparaciones desde el Estado con respecto a contratos con la Barrick Gold, aplicación de 4% y otras medidas que tenían como fin colocar en el subconsciente de la gente el libertinaje gubernamental anterior y el nuevo manejo celestial de las finanzas públicas.

El juicio al que hago referencia sé que tomará en cuenta la permisibilidad que Fernández mantuvo con personajes allegados a él.  


…Hipólito
El tiempo siempre ha sido el mejor aliado de la verdad. Muchas de las acciones, en extremo criticadas, a la hora de ser implementadas por el Expresidente Mejía más adelante fueron ensalzadas por sus detractores.  

No obstante, la intención de esquilmar terminó, en el gobierno de Hipólito Mejía con la depredación del erario público y la pérdida total de la poca confianza existente en aquella época, con relación a los gobernantes.


La abjuración del guapo de Gurabo, frente a los principios Peñagomistas de la no reelección fueron tirados por la borda, poco tiempo después de la muerte del Líder de Masas, sirviendo a su vez de llave para la puerta que haría posible el retorno de Leonel y 8 años de su mando en el Timón Estatal. ¡La historia que juzgue!