Cesfront y el décimo batallón del ERD detienen 900 haitianos indocumentados y ocupan documentos falsos

 Dajabón,-Unos 900 haitianos indocumentados más, fueron detenidos en las ultimas 24 horas durante operativos del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) y el décimo batallón del ERD  con asiento en esta ciudad.

De los detenidos hombre, mujeres y niños mediante redadas, casas habitadas y deambulando por los montes, un total de 516 fueron aprendidos por los miembros del décimo batallón de infantería del ejército luego de la designación del nuevo comandante esta semana coronel Germán Rosario Perez y 384 por los efectivos del Cesfront, quienes despliega en la zona ¨el operativo anti traficantes de indocumentados¨.
Desde que arreciaron las denuncias  sobre la penetración masiva de esos extranjeros por la la frontera, desde Dajabón solo Cesfront ha devuelto alrrededor de 5 mil, entregados a las autoridades de migración.
Desde las primeras horas de este viernes fue visto en la puerta fronteriza entre Juana Mendez y Dajabón, el general Sugar Futzzi Frugis Martinez, director del Cesfront, inspeccionando personalmente junto a un contingente, las entrada de los extranjeros que visitaron la feria fronteriza.
Allanamientos
Este viernes el servicio de inteligencia y uniformados  del Cesfront encabezados por el coronel interangenciar Camacho Ubiera y oficiales de Migración, detuvieron  64 indocumentados mientras se encontraban escondidos en las habitaciones de un bar, ubicado en la carretera Manolo Tavarez Justo que comunica esta ciudad con Montecristi.
En el lugar había 40 hombre, 19 mujeres y 5 niños, esperando que una guagua del transporte publico fuera a recogerlo y transportarlos hacia la ciudad de Santiago y mao, por lo cual pagarían entre 3 mil y 450 pesos cada uno, sin los que habían entregado a los Poteas que lo llevaron al lugar.
El establecimiento es propiedad de un oficial retirado del ejército identificado como Solís, quien al momento de la incursión no se encontraba y esta siendo buscado para someterlo a la justicia.
Mientras que una banca de Lotería del consorcio ¨La suerte¨ ubicada en la calle Dulce de Jesús Senfleur, al lado de la parada de Guagua Expreso Liniero, el comandante del Cesfront acompañado del procurador fiscal adjunto Jacobo Morel (Niño), ocuparon 38 carne y tres actas de nacimientos falsificadas.
Los documentos localizados en la gaveta donde también había dinero, estaban siendo utilizados para dotar de los mismo a extranjeros  en condiciones migratoria irregular en nuestro territorio.
Las presiones que actualmente ejercen los militares para evitar el cruce de ilegales, también conlleva a un incremento de los precios a que son traficados los indocumentados, algunos de los cuales han narrado que pagan hasta 10 mil pesos con sus familia y son engañados durante la travesía.
Afectan a trabajadores
Las devoluciones de haitianos por esta parte de la frontera, afectan considerablemente una cantidad de obreros y trabajadoras domesticas que ejercían en esta ciudad, las quejas también son externadas por parceleros, quienes se han quedado sin las manos de obras.
Los obreros y amas de  casas son impedidos en la puerta fronteriza y el linea divisoria los obreros aún provistos de sus instrumentos de labranzas y bicicletas que utilizan como medio de transporte.
Situación del mercado
Pese las persistencia de los militares quienes mantienen acordonada  la zona y la tensión que esto a generado, cientos de comerciantes de ambos lados de la frontera participan este viernes de forma normal en las feria fronteriza y no se registraron incidentes al otro lado donde las autoridades han estado restringiendo el cruce de algunos productos y mercancías.
Durante los próximos días las autoridades de la oficina interagenciar del Cesfront informaron que se mantendrá el cerco que han tendido con patrullas motorizadas y vehiculos del Cesfront en las afueras de la ciudad, para evitar que la situación se les valla de las manos, ya que los haitianos no han desistido del propósito de viajar hacia nuestro territorio asesorados por grupos que obtienen jugosos beneficios en la organización de los viajes ilegales.
Por Arsenio Cruz