¿Serán 14, 26 o 41 los imputados por el caso Odebrecht?

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

Resulta alambico comenzar a dar nombres y colocar cabezas para saciar la sed, de encartados, que  tiene actualmente el pueblo dominicano, o al menos parte del mismo. Sectores señeros del espectro nacional desean que además de los que ya estan tras las rejas, aparezcan más.

Navegando en esa idea, y obviando el hecho de querer barrer con la clase política dominicana – a lo cual tengo temor, pues esos experimentos en países cercanos no han salido bien -  tengo una lectura un tanto diferente de todo lo que acontece en referencia al tema del siglo: Odebrecht.

Considero, en apoyo a los que esgrimen este argumento, faltan muchas más personalidades por desfilar hacia los tribunales. De igual forma y en apego al cimiento ideológico de que la justicia está siendo selectiva, resulta notorio como  funcionarios del actual gobierno y del que pasó no han sido llamados al banquillo de los acusados, a pesar de tener lasos de afinidad con la compañía corrupta confesa, para poder agenciarse obras.

Los lares de Odebrecht fueron instalados - en última instancia - en nuestro país, por lo que  basado en los niveles y ribetes de información que maneja el gobierno resulta, también, un tanto extraño que hayamos tenido que recurrir a un pacto – impunidad para poder obtener información que a fin de cuentas era factible conseguirla aquí, pues desde aquí se repartía el dinero.

¡En fin cuantos son!

Cada dominicano tiene su propia lista, su propio juez y su propia sentencia para los implicados. Más allá de eso, de mantenerse el listado actual y de ser cierto que existen más implicados, el gobierno se estaría arriesgando de forma innecesaria a una animadversión de parte de la población.

Esta antipatía ya existe y lo muestran las exitosas marchas verdes, pero si el gobierno no responde como se espera de conformidad con las expectativas en materia judicial, las cosas podrían tomar otro rumbo, en desfavor del periódico gubernamental actual.   


La justicia no puede estar fundamentada en suposiciones, pero si en pruebas y lógica. Resulta ilógico pensar que solo son 14 los implicados en este caso, conociendo nosotros que la vocación de servicio ha sido tirada al olvido, y lo que prevalece en muchos funcionarios es el método clientelar y del dinero.