Endocrinólogos advierten niveles de azúcar en bebidas afectan salud

SANTO DOMINGO. La presidenta de la Sociedad Dominicana de Endocrinología aseguró ayer que más que sugerir aumentar un 20% de impuesto a los refrescos azucarados y las bebidas energizantes, la intención de la iniciativa es regular el consumo de las bebidas ricas en hidrato de carbono y azúcares simples y general hacia la comunidad y la educación con respecto a la alimentación saludable.

Dolores Mejía dijo que el planteamiento que ha hecho la sociedad no es que simplemente se limite al gravamen, porque el impuesto es un medio, pero no el fin, porque es necesario educar a la población sobre la cantidad de azúcar que contiene un refresco, para evitar los distintos tipos de diabetes que producen.

“Quizás el gravamen podría ser a las empresas generadoras de recursos para que las instancias encargadas de la promoción y educación de la salud tengan los fondos para poder educar y desarrollar programas adecuados con respecto a lo nutricional de los dominicanos, pero el objetivo es que se regule el porcentaje de azúcares simples en las bebidas de comercialización”, dijo Mejía a DL, vía telefónica.

La intención de los endocrinólogos es luchar contra la obesidad, el sobrepeso y la diabetes que afecta tanto a niños como a adultos y en algunos casos, tiene su consecuencias en la ingesta de bebidas azucaradas y otras inadecuadas alimentación.

El pasado año, la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS) enfocó el Día Mundial de la Salud en la reducción de la diabetes, enfermedad que afecta al 10% de los dominicanos.

A nivel mundial, las estadísticas del organismo rector de la salud universal indican que en las Américas, el número de personas con diabetes se ha triplicado en las últimas tres décadas, al pasar de 18 millones en 1980 a aproximadamente 62 millones en 2014.

Señala que ese incremento ha sido paralelo al aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad y que si continúan las tendencias actuales, el número de personas con diabetes en la región superará los 100 millones en 2040.