Dirigente FNP ve improcedente pedido renuncia del presidente Danilo Medina

El dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Vinicio Castillo Semán, consideró improcedente el pedido de renuncia del presidente de la República, Danilo Medina, hecho por un grupo de intelectuales, académicos y activistas de la República Dominicana.
En una declaración escrita el ex diputado del Distrito Nacional dice que, lejos de resolver la crisis política y social que afecta el país, una medida de esa naturaleza la agravaría con una ruptura del orden constitucional, lo que significaría un grave retroceso democrático.
“Lo que procede es un gran pacto nacional del Presidente Medina, el PLD, toda la oposición y la sociedad civil para un pacto político de consenso que incluya una reforma constitucional que ponga los candados a cualquier proyecto reeleccionista, la Ley de Partidos, la Reforma Electoral y la conformación de un Tribunal Superior Electoral con la aprobación de todos los partidos y de la sociedad dominicana”, expresa.
Lamenta que el Tribunal Constitucional no haya fallado un recurso de inconstitucionalidad que él (Castillo) y la FNP presentaron en el aspecto medular del Referéndum para aprobar reformas constitucionales en materia de reelección.
Sostiene que una reforma constitucional que establezca de manera expresa el Referéndum aprobatorio y la mayoría de tres cuartas partes de cada Cámara para intentar cualquier reforma, daría una gran estabilidad constitucional hacia el futuro en este tema tan sensible “no sólo frente al Presidente Danilo Medina, sino frente a cualquier otro presidente que surja”.
“El Presidente Medina tiene una gran oportunidad para buscar un gran consenso con toda la oposición.  Sentarse y llamar a un gran acuerdo nacional que haga grandes reformas al sistema electoral y la Ley de Partidos”, indica.
Opina que al mismo tiempo el Presidente tiene que entender que él está en los momentos más difíciles como gobernante y que “debe dar notación clara y contundente de que no tiene un plan de instaurar una dictadura continuista más allá del 2020 a través de una nueva reforma constitucional que le permita buscar una nueva reelección, ni mucho menos obstruir una reforma electoral, la Ley de Partidos y un TSE de consenso con toda la oposición”.