Batey con “B” de banano

Sus tierras ubicadas en las afueras del pueblo fueron “colonizadas” por empresas extranjeras que vieron en ellas el potencial para cultivar el banano. Así nacieron los bateyes en torno a un fruto que se ha convertido en el oro de Montecristi.