¡PLD y la Acusación Premiada!


Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

El subterfugio del oficialismo dependía o depende en que las delaciones premiadas desde Brasil expresaran el no financiamiento electoral en República Dominicana. Contradictoriamente, conforme a las primeras emisiones del genio macabro del marketing – Joao Santana – este ha dicho que en el país caribeño Odebrecht no financio las campañas electorales del Presidente Medina.  

Resulta extraño ya que en primera instancia éste había dicho que sí, pero que no recordaba el monto de dicho financiamiento. Sin embargo, el énfasis que deseo realizar en esta entrega radica en como un partido político forjado bajo ideales de seriedad, moral y bienestar para todos, ha tenido que depender de dos (2) delincuentes confesos – Santana y su esposa – para poder salir del aprieto en el que actualmente se encuentra.

Las fiestas mentales no se han hecho esperar, sumado esto al ditirambo periodístico-gubernamental, que ya no tenía discurso ni argumentos para justificar sus salarios provenientes del estado, producto del acorralamiento moral en el que ha colocado la Marcha Verde al oficialismo. El epitafio ya se leía sin ser escrito “ODEBRECHT” y aun se lee. Sólo que hay un nuevo respiro en el tren gubernamental auspiciado por las declaraciones de los señores antes citados…

…¿Por qué en otras partes si y aquí no?

Desde mi inexperto punto de vista considero que era obvio que Joao y su esposa la señora Moura dijeran que no se financiaron campañas electorales en República Dominicana. En primer lugar, la gigante brasileña instaló su cede de repartición de coimas en nuestro país. En segundo lugar, las mayores sobrevaluaciones se encuentran en las obras construidas y en proceso de construcción, en nuestro país. En tercer lugar, sólo nosotros continuamos laborando como hermanos con Odebrecht – a diferencia de otras naciones que la han expulsado de sus demarcaciones -  y junto con esa labor también continuamos pagándole, sin perseguirla penalmente.

De igual forma solo le cobramos, para ser pagados en ocho (8) años, $184 millones de los mismos que ellos ya se han robado. Por tanto es un acto de gratitud para el Presidente Medina sacarlo de la lista de los financiados. De todas maneras espero que la respuesta contundente judicial sea emitida desde este gobierno y del mismo Presidente Medina.

El adocenar corrupto no es solo de este gobierno, apuesto mi cabeza a que un Ex-ministro de Obras Públicas, de un difunto partido, está metido en ese reperpero. Además la corrupción no es solo Odebrecht, recordemos los casos Tucanos, Sun Land, por mencionar algunos que se han bañado en el mar de la impunidad, frente a eso debe haber una respuesta.