Mi Provincia de Montecristi: La Mala Suerte

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

Muchos ya sabrán que soy del Municipio de Villa Vásquez, perteneciente al denominado Quinto Polo Turístico Ampliado, Montecristi. Esta provincia está conformada por gente muy trabajadora y dedicada a servir. Familias humildes, laboriosas y solidarias.

Cuando hacemos una radiografía de mi querida provincia la pena nos atosiga y nos sumerge en la triste realidad que acompaña el día a día de la gente. Contamos con varios hospitales, con sus infraestructuras en total deterioro, por ejemplo el Municipal de Villa Vásquez, o el Padre Fantino de Montecristi. Además las medicinas son inexistentes, los pobres se ven obligados a adquirir deudas para poder sobrevivir, cuando una enfermedad toca sus puertas, ya que los servicios públicos de salud no les brindan las atenciones de lugar.

Pero en esta Provincia tenemos un Director Provincial de Salud, que calla ante esa situación. En materia de vías de acceso y comunicaciones (carreteras) el 80% de dichas carreteras es intransitable en buen término, necesitamos un programa completo de asfaltado para que los vehículos, al menos de los que lo tienen no sufran las consecuencias.

A pesar de todo, hay que mencionar que esta Provincia tiene un Senador (aunque no funcione ni haga lo que debe de hacer) y un Diputado Oficialista, los cuales han hecho una felonía a esta Provincia. Ambos producto de la disciplina partidaria y no el liderazgo, como resalté un artículo anterior.  

Según estudios realizados por la FUNGLODE el 37.3% de la población de esta Provincia, entre 18 y 33 años de edad no estudia ni trabaja, y creo que eso debe ser tema de debate en la clase política de esta Provincia, aunque estos ni mencionan nada que colinde con este mal que afecta la juventud.  

Mi Provincia es eminentemente agrícola. Los fenómenos naturales, conjuntamente con los desacuerdos entre productores y autoridades han sido el antídoto que ha llevado al colapso el pulmón económico de esta demarcación.  


En momento actuales tenemos agua, pero en otras épocas las sequias se extendía por dos y tres años. Por tal motivo hemos requerido una presa, la presa de Guayubin, aunque el Senador Peledeista ha dicho que eso no es prioridad.