VIACRUSIS SOBRE RUEDAS: El caos imperante del transporte público.

Por-. Adam Miguel Almonte

El sector transporte es un eje importante del área de servicios que dinamiza en gran medida la economía de nuestro país. En los últimos años hemos vistos los esfuerzos realizados por los diferentes sindicatos de transportistas, los cuales han trabajado en la modernización de su parque vehicular para brindar un mejor servicio a los usuarios.Pese a estos importantes avances, aún quedan muchos retos que este sector debe de afrontar, siendo el principal, la capacitación y preparación de su personal para brindar un mejor servicio al usuario.

Es precisamente la ausencia de relaciones humanas, conjugado con otros factores ponderables, que convierten en una verdadera odisea lo que debería de ser por lo menos un digno y placentero viaje en el cual los pasajeros se transportarían de un punto del país a otro, siendo este un derecho, dado a que los usuarios pagan por el servicio de transporte, por ello merecen un buen trato y aunque sea un poco de comodidad dentro de las limitaciones existentes, ya que este servicio lejos de ser gratuito es bastante costoso como expresan algunos usuarios. 


Para el pasajero todo comienza con la  desesperante espera de un autobús. "Ahí viene uno" dice un pasajero al llegar el tan esperado transporte,  momento en el cual no se respeta el orden de llegada de los pasajeros, y es común presenciar  la hazaña  salvaje en que se convierte el simple abordaje del autobús. 

"Cabe otro" dice el cobrador, mientras al pobre pasajero se le enfría el alma y se percata que van a plena capacidad, pero todo se complica aún más cuando se escucha la típica frase del cobrador decir "júntense como anoche, que ustedes caben", refiriendose este último de forma jocosa a que aún existe espacio. Dada la situación el usuario llega a su destino con ropa estrujada, acalambrado, y hasta de mal humor, el lamento de no tener un medio de transporte privado se hace notar. 

"Ellos creen que somos animales o sardinas, piensan que nos están haciendo un favor, nosotros pagamos por el servicio", expresó una usuaria disgustada la cual pidió mantenerse en el anonimato. 


Un punto importante es que por lo general  la seguridad del pasajero y de los que transitan en las vías es incierta, debido esto al manejo temerario e imprudente de algunos choferes, lo que ha desencandenado en diversas ocasiones en hechos que lamentar. 

Es común escuchar quejas por parte de los usuarios acerca de la malas atenciones que les brindan los choferes y cobradores. En algunas ocasiones los han calificado de "malcriados"

Cabe destacar que recientemente fue promulgada la ley  63-17, de movilidad, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial, la cual viene a poner mayor orden y control a todo el sector, esta penaliza con multa el exceso de pasajeros,así como también el manejo temerario. Pese a que debió haber entrado en vigencia al momento de su promulgación, aún quedan algunos importantes detalles ya que esta debe de cumplir con las exigencias de la ley ordinaria y de la constitución. 

Solo nos queda  esperar y mirar con fe y optimismo hacia el futuro, con la esperanza de que algún día las cosas mejoraran y podremos gozar de un transporte público de calidad, con sentido de responsabilidad y orientado a brindar las mejores de las atenciones a sus usuarios, con un personal competente y calificado.