Hijos de Adriano Román no asistieron a su funeral

SANTIAGO. Fueron sepultados pasado el mediodía de este jueves los restos empresario y recluso Adriano Rafael Román Román, de 80 años de edad, quien de acuerdo a una autopsia realizada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) falleció a causa de un infarto.
Tras un velatorio que se realizó en la funeraria Blandino con la más estricta privacidad y por donde desfilaron escasos parientes y amigos del occiso, Román Román fue enterrado en el cementerio privado Jardín del Recuerdo, del sector la Otra Banda.
Estaba condenado a 20 años de prisión por haber ordenado el asesinato de su ex esposa Miguelina Llaverías en el 2005, al cual sobrevivió aunque quedó con una lesión permanente en su rostro. Adriano Román tenía cuatro hijos, que procreó con Llaverías, ninguno de los cuales asistió al funeral.
Otros 20 años de prisión le fueron impuestos por haber contratado varias personas para eliminar físicamente al abogado Jordi Veras, en el 2010. Veras perdió la visión de un ojo tras el atentado criminal.
Hace varias semanas que el Juez de la Ejecución de la Pena del distrito judicial de Santiago le negó la prisión domiciliaria que había solicitado el finado a través de sus abogados.
Román Román permaneció interno seis meses en una clínica privada, donde tras obtener el permiso correspondiente, contrajo matrimonio con Primavera Guzmán, quien fue su secretaria personal.