Derrumbes amenazan con "tragarse" dos comunidades en Licey, Santiago


Santiago.- Organizaciones comunitarias, populares y juntas de vecinos de Licey al Medio, reclamaron a las autoridades de Obras Publicas cumplir la promesa de construir los muros de gaviones y otras obras anexa que pare el derrumbe en la comunidad Los Solanos, donde ya alrededor de diez casas han sucumbido y están amenazadas otras de igual cantidad.

 Los comunitarios encabezados por el presidente de la Federación de Juntas de Vecinos, Juan Carlos Triunfel, David Polanco  del FALPO y otros dirigentes realizaron un primer encuentro, donde analizaron la gravedad del problema.

 Mientras que este lunes proyectan una nueva reunión, ahora en la comunidad Los Vásquez, también en riesgo de ser arrastrado por los deslaves producidos a causa de las lluvias y la cercanía del rio Licey.

 Informaron que decena s de familias viven en ascuas, no duermen ni comen solo pensando en un desenlace trágico que pueda ocurrir si las autoridades de Obras Publicas no actúan con la celeridad que requiere la situación.

 De acuerdo a los comunitarios técnicos de Obras Publicas se presentaron al lugar por instrucciones del Ministro Gonzalo castillo e hicieron un levantamiento e inclusive costo del trabajo que se haría para devolverle la tranquilidad a los residentes en las comunidades Los Solanos y Vásquez.

 Sin embargo, no han dado inicio a la obra, pero tampoco se ven proyecciones de los trabajos, mientras los derrumbes siguen cada vez ganando terreno y “tragándose casas “ que en base a lucha y mucho esfuerzos pudieron construir sus propietarios.

 Son dos comunidades pobres de gente trabajadora que no tiene más que los dos brazos para trabajar y con mucho esfuerzos pudieron hacerse de sus casas, ya algunos la perdieron y otros están en el trágico camino”, dijeron David Polanco y Juan Carlos Triunfel, líderes comunitarios de Licey al Medio.

 Advirtieron que están llenando todos los pasos protocolares y burocráticos pacíficos, pero si no hay respuestas, entonces tendrán que irse a las calles para reclamar atención para estas pobres comunidades que están siendo arrastradas por los derrumbes.