Aseguran “está embrujado” destacamento policial de Villa Isabela

PUERTO PLATA.- Ciudadanos del municipio de Villa Isabela en la parte oeste de Puerto Plata, aseguran que el local de la supervisoría 12 de Octubre de la Policía Nacional en ese lugar, presuntamente “se encuentra embrujada” en vista que ya se han ahorcado dos personas que estaban detenidas y hace pocos días un joven intentó suicidarse.
Según la teoría pueblerina donde se afirma que el local policial de Villa pudiera estar poseído tiene su génesis en que el pasado domingo 7 de junio del 2016, el nombrado Lorenzo Antonio Rodríguez de 28 años de edad, se quitó la vida utilizando una camiseta que llevaba puesta la cual desgarró y amarró al tubo de la ducha en el baño de la cárcel de allí.
Rodríguez había sido detenido por una patrulla en el distrito municipal de La Jaiba luego de que fue denunciado por su mujer Altagracia Burgos de haber incurrido en maltrato físico ando a su esposa, pero al ser conducido detenido desde la cárcel llamó a su madre para pedirle que le cuidara de sus tres hijos los cuales quedaron huérfanos.
Mientras que otro joven de nombre José Alberto Gómez (Burriquita) quien también se encontraba detenido junto a Lorenzo Antonio Rodríguez, aseguró no haberse dado cuenta cuando sucedió el hecho.
Pero, el pasado viernes 17 de febrero fue encontrado ahorcado en el baño del destacamento de la Policía Nacional en Villa Isabela, el oficial de los Bomberos de este municipio, Antonio Pascual (Botija), quien estaba preso por amenaza de violencia hacia su esposa.
De acuerdo a lo informado por las autoridades en ese momento, el occiso quien era primer teniente bomberil y una persona de confianza, estaba detenido en la Casa de Guardia y que le pidió al agente policial de turno que le permitiera pasar al baño para realizar una diligencia fisiológica, pero decidió cometer el hecho suicida.
En ese mismo orden, el procurador fiscal de Villa Isabela, Jhon Mercedes, aseguró que hace dos semanas el joven Jesús Sánchez Luna de 20 años de edad quien estaba preso por una denuncia de agresión a su ex pareja, intentó ahorcarse dentro de la cárcel del destacamento de la Policía Nacional en esa localidad.

Mercedes sostuvo que el detenido a pesar de tener una mano esposada de los barrotes de la cárcel, se amaró el cuello con el polocher y si no es por la rápida intervención de un sargento que se encontraba de guardia y la propia madre del joven este no realizo el acto suicida ya que puntualizo que su intención era ahorcarse nueva vez.