(VIDEO) Encapuchados atracan cuartel del Ejército en frontera Pedernales y roban fusil M-16

Esto pone de relieve la vulnerabilidad del sistema de seguridad ciudadana con la que cuentan el Ejército de República Dominicana (ERD).
La falta de apoyo logístico y humano coloca a los soldados de los más de cinco puestos de chequeos en la División con Haití, blanco fácil para los delincuentes, sistema que permite apoderarse de las armas de guerra que poseen los soldados con las que deberían cuidar los limites fronteriza.
Los miembros de las Fuerzas Armadas aún se encuentran en estado crítico en cada uno de los cuarteles que sirven de reten de los que custodian el cordón fronterizo, sin que se le preste la mas mínima atención.
Se recuerda que el año pasado un contingente de hombres fuertemente armados penetraron al cuartel ubicado en el Dique Derivador, entre Haití y Dominicana y asaltaron el único guardia que se encontraba en el recinto militar y se llevaron dos fusiles, M-16 considerados armas de guerra.
Los militares de la frontera además de ser los menos pagados, no cuentan con medios de transporte, comunicación, tecnológica, apenas un solo militar presta servicio y comen por las ayudas que les brindan los pocos camioneros que transitan por la zona.
Se estima que no solo han sido objeto de asalto a los cuarteles y robos de sus armas de control y seguridad, sino que han sido víctimas de muerte y lesiones, contusiones y otros daños humanos por golpes e intento de asesinato.
En toda la división fronteriza desde Pedernales hasta Montecristi, se han registrado más de cinco militares asesinados por desconocidos y algunos por haitianos que logran burlar los puestos de control migratorio militar, mientras decenas se encuentran postrados en sus casas por los daños causados en los puestos de chequeos provocados por turbas y delincuentes que se lanzan contra los protectores de la frontera.