Gobernador de Montecristi y comunicador llegan a acuerdo de conciliación

Por Santos Vàsquez

Montecristi, R.D.-El gobernador de esta provincia noroestana empresario agricola Marcelo Cordero, y el comunicador Willian Baldayaque Ventura, arribaron a un acuerdo de conciliación luego que el primero interpusiera formal querella demanda en contra del segundo por violación al articulo 367 sobre difamación e injuria estipulado en el código procesal penal de la República Dominicana.
El acuerdo de conciliación entre ambas figuras públicas se hizo en presencia del magistrado juez Cirilo Salomón Sanchez, de la camara penal uni personal del distrito judicial de Montecristi, así como de los abogados Eddy Rojas, Yomaris Veras, y Maximo Dominguez Ventura, representantes de ambos.
Con el acuerdo firmado se da por cerrado el caso entre el gobernador Marcelo Cordero, y el comunicador social Willian Baldayaque.
A continuación la comunicación hecha pública por Willian Baldayaque.
Sobre la audiencia de conciliación con el Sr. Gobernador Marcelo Cordero
El viernes pasado me presenté a las 9:00 a.m. ante la sala de la cámara penal unipersonal del juzgado de primera instancia del Distrito Judicial de Montecristi, en compañía de mi abogada representante, la Lic. Yomaris Veras Baldayaque. Con la finalidad de atender la cita, ante la querella interpuesta por el Sr. Gobernador Marcelo Cordero, por violación al artículo 367 del Código Penal, por alegato de difamación e injuria a su persona, luego de una publicación que realizara el 19 de diciembre a través de mi cuenta en Facebook.
En dicha publicación realicé una denuncia y acusación al gobernador por su manejo respecto a la distribución de las ayudas que habían llegado para las personas afectadas por las lluvias. En ella utilicé términos que opacaron la esencia de mi denuncia. Imposibilitado de detener ese mal accionar pensé que lo más correcto era dirigir la queja ante quien presidía las reparticiones. Porque solo el Sr. Gobernador podía poner un STOP, ante la burla de muchos que fueron colocados para dirigir y repartir esas ayudas de forma correcta.
Respecto a los términos empleados en dicha acusación hacia el Sr. Gobernador, puedo reconocer que no fueron los más apropiados pero también es cierto que son palabras que se utilizan en el día a día del quehacer político y por tanto, no deben ser tomadas de manera personal. Son términos que dirigidos a cualquier persona resultan ofensivos y no solucionaran ningún problema, que era lo que perseguía y persigo todavía.
Recuerdo una frase anónima que leí siendo apenas un niño, que no sé cómo valoré y conservé en mi memoria, y que hoy me surge al escribir, cito: "Las reacciones impulsivas quitan fuerza a la razón". Y fue pues, una reacción impulsiva de ese momento la que no me permitió expresar mi queja (amparada por la razón) de la mejor manera y por consiguiente ésto imposibilitó que mi denuncia fuera interpretada como deseaba y que no fuera acogida a la vez, por su persona para tomar medidas y corregir lo que sucedía.
Por lo que humildemente reconozco mi error públicamente por los términos usados y dirigidos a su persona en ese escrito. Agregando que en ningún momento quise que se interpretara que usted como persona era quien estaba beneficiándose de la ayudas.
No obstante a esto, no puedo retractarme de lo que si denuncié, debido a que las pruebas y testigos están ahí. Precisamente este viernes pasado, en horas de la tarde, mi sobrina Roselys Patricia Martínez Baldayaque, compró unas zapatillas altas, muy lindas y elegantes por cierto. El precio fue por tan solo RD$300.00 pesos, precio que es extraño por la buena calidad del producto, pero resulta que éste le llegó a sus manos a través de una persona que aún a la fecha conserva esas ayudas que llegaron a los afectados por las lluvias.
La realidad del mal manejo está ahí, gústele a usted o no, y reafirmando que aún muchas personas tienen en sus hogares objetos que conservaron y que luego de mi denuncia decidieron guardar. Pero es momento de continuar adelante y tomar esta experiencia para casos futuros, que esperamos no vuelvan a suceder, en especial las lluvias y las pérdidas que causaron a tantas personas.
Recuerde que los hombres públicos siempre serán interpelados, acusados, amados y repudiados y criticados por la opinión pública mientras exista democracia y libertad de expresión, así que no se tome las críticas de manera personal ya que todo eso es parte de la vida pública, esperamos que usted siga haciendo su trabajo y yo continuaré haciendo el mío, esta vez midiendo las palabras y utilizando las correctas, sin dejar de hacer mi papel de defender lo público y lo que le pertenece al pueblo.
(En la mañana de hoy lunes 20 del mes en curso, se levantó el acta de conciliación y se dio el caso por cerrado. Aclarando con este escrito el tema con el Sr. Marcelo Cordero)
Willian Baldayaque