En Montecristi condenan a 20 30 años hombre y mujer por cometer robo y asesinato

Por Santos Vásquez y Emerson Gómez



Montecristi, R.D.-Los jueces del tribunal colegiado del departamento judicial de Montecristi, Marta Eligia Sanz, Rafael Darío Lozano y Ana Mercedes Reyes, condenaron a 20 y 30 años de prisión a una mujer y hombre encontrados culpables de haberle robado varias pertenencias y asesinar de golpes en la cabeza con un objeto contundente a un comerciante de la ciudad de Santiago de los Caballeros.
Patria Mercedes Álvarez Gómez, de 38 años de edad hija del comerciante asesinado fue condenada a 20 años de reclusión como autora intelectual por haber sido encontrada culpable de violar los artículos 59, 295, 296, 297 y 302 todo del Código Penal Dominicano.
En tanto que Jonatán Hernández Francisco, de 32 años fue condenado a 30 años de prisión como autor material del hecho en violación a los artículos 295,296, 297, 302, 379 y 382 del Código Penal Dominicano, en perjuicio del hoy difunto Eliseo Álvarez Rosario de   63 años.
El hecho ocurrió el cinco de abril del año 2013, cuando en la ciudad de Santiago de los Caballeros, Patria Mercedes, hija del comerciante Álvarez, le dio a tomar una pastilla de la denominada diazepam   para ponerlo a dormir trasladándolo hasta la provincia de Montecristi, dejándolo muerto con los golpes en la cabeza debajo de una alcantarilla en la carretera Duarte, comunidad Villa Sinda, perteneciente al municipio de Guayubin, de esta provincia noroestana.
Patria Mercedes Álvarez Gómez, minusválida desde una silla de rueda orquestó la muerte de su padre quien realizaba varios negocios con la finalidad de quedarse con sus bienes, al momento    de la policía apresar la autora intelectual y material del hecho criminal les ocuparan una jeepeta y una pistola propiedad del hoy occiso.

El ministerio publico representado por el procurador fiscal de Montecristi, licenciado Nilvio Martínez. R. litigante en ese caso solicito 30 años de prisión para ambos, los condenados a 20 y 30 años tendrán   que pulgar las penas el primero en la cárcel pública de Santiago Rodríguez y la segunda en Rafaey mujeres en la ciudad de Santiago de los Caballeros.