¡Dominicana, hoy a las 9:00 P. M. va por más!




por Pedro Briceño

República Dominicana y Puerto Rico, los dos colosos del béisbol en el Caribe, nuevamente se topan cara a cara.  Ambos llegan a la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol con muchas similitudes, con escuadras poderosas, repletas de un talento que de inmediato fue puesto a prueba en la primera fase, lo hacen con una foja inmaculada de 3-0 que les permitieron ser ganadores de sus respectivos grupos.

Empero, lo más trascendente para las dos islas es el hambre por conquistar esta cuarta versión del evento, donde los dominicanos van por un segundo trofeo seguido, mientras que los boricuas anhelan alcanzar su primero, que casi logran en la versión del 2013 y que solo fue impedido por sus rivales de antaño que se cruzaron en su trayectoria con un juego colectivo que bordeó la perfección.

RD versus Puerto Rico, un choque entre invictos

Martínez frente a Román en el partido que iniciará a las 9 de la noche en San Diego  

De hecho, Puerto Rico ira tras una venganza, pues fueron derrotados en tres ocasiones por los quisqueyanos en el pasado Clásico, que incluyó una blanqueada 3-0 en el partido final, que dio al traste con sus aspiraciones de ceñirse la corona en un certamen donde de manera colectiva quedaron con 5-4.

RD tiene 8 años sin perder

La cita de esta noche es el Petco Park, estadio de los Padres de San Diego, donde a partir de las nueve de la noche las dos naciones arriesgarán su invicto en el evento. En el caso de los dominicanos arriban al partido con una racha de 11 victorias y tienen ocho años sin perder un encuentro. De por vida, la serie entre las dos islas vecinas es de 3-1, aventajada por los hijos de Quisqueya, que incluye sus tres éxitos de la pasada versión.

Carlos Martínez (1-0) es el lanzador programado para subir al montículo por los quisqueyanos, de acuerdo a lo expresado por el gerente general Moisés Alou, pues habían circulado el rumor de que el reciénllegado Ervin Santana recibiría la distinción. Tendrá como oponente a Orlando Román, un veterano de 38 años, quien tiene marca de 1-1 en tres presentaciones en su historia en el Clasíco con 10.1 entradas y 11 ponches y efectividad de 1.74.

Martínez no tuvo muchos inconvenientes para neutralizar los bates de Canadá en el choque inicial, actuando durante 4.0 entradas, dos hits, una carrera que fue inmerecida. Diferente a la primera ronda, en esta siguiente fase la cuota para los abridores se eleva desde 65 a 80 pitcheos.

Aunque, los actuales monarcas llegan a esta fase sobreanotando a sus contrarios 26-10, sin embargo esta holgada proporción no dice mucho de la presión que sufrieron en sus dos últimos triunfos en los que tuvieron que regresar de un marcador adverso de 0-5 en el sexto capítulo para finalmente superar a Estados Unidos 7-5. Mientras que cerraron la primera fase no sin antes sufrir las embestidas de una pujante Colombia, que no le dio tregua durante todo el trayecto, tanto así que estuvo a 90 pies para apoderarse de la victoria y de haberla logrado no se sabe que hubiera pasado para los dominicanos en un virtual partido de desempate frente a los norteamericanos, pero eso ya es una historia que solo estuvo latente.

Empero, los boricuas han avasallado a sus rivales desde un comienzo en que no respetaron a Venezuela, nación a la que noquearon 11-0, para luego superar 9-4 a México y también hacer lo mismo 9-3 ante Italia. Solo ante estos últimos estuvieron de manera breve debajo en el marcador, pero después han emprendido una gran superiorida