Danilo Medina, 27 de Febrero y Caso Odebrecht

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

Estamos al día de hoy circulando el trayecto de Diecinueve (19) días para llegar el 27 de Febrero, fecha en extremo significativa para nuestro pueblo Dominicano. Como es costumbre los mandatarios se dirigen a la nación, según sus estilos, para apagar los rezongos que se producen por las exigencias de una mejor vida y la solución de sus principales necesidades.

Muchos gobernantes deciden hacer un resumen de las ejecutorias estatales bajo su mando y los progresos de su gestión en términos administrativos. Sin embargo esta ocasión es sui géneris ya que todo el pueblo espera, además del pronunciamiento del Presidente Medina con relación al caso Odebrecht, la actuación judicial decisiva e inmediata contra los funcionarios que hayan incurrido en el penoso acto de lesa humanidad de la corrupción.

El pueblo Dominicano, a diferencia de otras épocas, está hastiado de esperar lo que nunca llegará en materia judicial en contra de los actos de corrupción.  A tal efecto toda la esfera nacional e internacional come ansias, con este 27 de Febrero, en virtud de saber que se dirá y hará en torno a los casos de corrupción que no han sido resueltos….

….Retos y Promesas que no se Cumplirán

El Presidente Medina tiene muchos retos que le afectan e inquietaran en la improbable buena cúspide de su Gestión al frente del País. Entre esas dificultades está la mejoría de la calidad de vida de los policías, los cuales aunque se les ha anunciado un aumento salarial, todos sabemos que serán migajas que no llenaran las expectativas. Los médicos, les colocaron un bobo, para que detuvieran su lucha reivindicativa y se les prometió atender a todas sus demandas.

Lo curioso es que hace más de cinco (5) meses que los médicos están a la espera de ver las respuestas a sus demandas y hasta la fecha nadie dice nada. Los maestros tanto del sistema público como de la UASD exigen además de un aumento salarial la construcción de más y mejores aulas y aplicación correcta de los recursos destinados a la educación tanto media como superior.  


Muchos esperamos ver que dirá el Presidente Medina y si se actuará definitivamente o no en torno a los tantos casos de corrupción – impunidad que son el típico diario en nuestro país. De seguir así estaremos rumbo a un estallido moral social donde  la clase política sucumbirá en hecatombe y no podrá levantarse más.