Vuelven los ataques con piedras a vehículos en Villa Altagracia



VILLA ALTAGRACIA. Para los residentes en las cercanías al Cruce de Pajarito, en la autopista Duarte, salir en horario nocturno es una aventura de la que no se sabe con certeza si se regresará sano y salvo, puesto que son constantes los asaltos a manos de delincuentes que se movilizan a bordo de motocicletas.

 Félix Rosario, residente en el sector La Torre, perteneciente a este municipio, afirma que hay que ser “demasiado arretao’” para entrar a pie desde la autopista en horas de la noche cuando suelen aparecer de forma repentina los desaprensivos con el fin de despojarles de sus pertenencias.  

“Al bajar por ahí las mujeres tienen miedo, de noche aquí no se puede salir”, explica Rosario, quien afirma que los asaltos en la Autopista Duarte no han cesado a pesar de la vigilancia de las Patrullas de Carreteras del Ministerio de Obras Públicas (MOPC).

 Al igual que Rosario, una lectora de Diario Libre escribió con preocupación acerca del peligro que enfrentan los conductores al transitar por este tramo carretero debido al vandalismo que supuestamente impera en la zona.

 Mientras, Fustacio de Jesús, conductor de carro público de una de las rutas que operan en Villa Altagracia, entiende que la ausencia del servicio eléctrico en el tramo comprendido desde Las Colinas al kilómetro 45 de la autopista Duarte da oportunidad a los asaltantes de interceptar los vehículos debido a que se imposibilita la visibilidad a distancia en la carretera.

 www.diairiolibre.com