(VIDEO) Condenan a 20 y 30 años acusados de matar a Franchesca Lugo Miranda en 2015

Santo Domingo.- El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó este martes a 30 y 20 años de prisión a cuatro agentes de la Policía y uno del Ejército de República Dominicana (ERD), involucrados en la muerte de la estudiante de comunicación Franchesca Lugo Miranda, el 21 de agosto del 2015  en el sector El Cacique de la Capital.
El autor material del hecho, Emilio Alexander Suazo Suazo, raso de la Policía, fue condenado a 30 años de cárcel,  mientras que José Manuel Piña Marte, también raso de la Policía; Joan Manuel Genao de la Rosa, raso policial igualmente; Jonthan Alexander Marmolejos Féliz, ex miembro del ERD  y Miguel Ángel Troncoso, fueron sentenciados a 20 años cada uno.
Además, el tribunal condenó a los imputados a una indemnización de dos millones de pesos a favor de los familiares de la víctima.
El hecho
Se recuerda que el pasado 21 de agosto en la calle Bienvenido Germán Suárez del sector El Cacique, los imputados, a bordo de un vehículo marca Toyota Corolla, se asociaron para interceptar a la víctima Greicel Dario Tapia que conducía un vehículo marca Honda Civic, año 2008.
“Los imputados Emilio Alexander Suazo y José Manuel Piña se desmontaron y se apostaron del vehículo que conducía Greicel Darío, encañonando ambos al mismo, manifestándole que abriera la puerta porque se trataba de un atraco. Mientras que Genao, Marmolejos y Troncoso permanecieron en el interior del vehículo a la espera de éstos para emprender la huida” manifiesta la instancia.
Al observar la acción criminal el hermano de Greicel Darío Tapia, el señor Melvin Darío Tapia, quien conducía el vehículo Chevrolet, con el logo de “Plan B Frozen”, y se encontraba en compañía de su novia Franchesca, se desmontó del mismo en auxilio de su hermano, portando su arma de fuego, e inmediatamente realizó varios disparos a los asaltantes, quienes repelieron también a tiros contra él y su novia, siendo esta última impactada por un proyectil que le causó la muerte.
Los imputados emprendieron la huida, dejando abandonada en la escena del crimen una pistola marca Taurus, calibre 9mm, la cual al ser depurada pertenece a Emilio Alexander Suazo, la cual le fue asignada como miembro activo de la Policía Nacional.