Similitudes: Bragadino y Políticos Dominicanos

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social

Marcos Bragadino fue un maestro en alquimia, el cual poesía una amplia fortuna, basada en engaños, promesas y aprovechándose de la ilusión de los pueblos. Venecia, en esa época (1589) tenía un buen sitio económico, sus familias más pobres eran de carácter noble comparadas con otras de otros pueblos. Pero de repente los grandes se desplomaron en la pobreza extrema, la economía se derrumbó y los bancos quebraron.

A la vez se corrió el rumor de que un hombre llamado Bragadino tenía la habilidad de convertir cualquier objeto en oro. Automáticamente Venecia y sus líderes pensaron que ahí estaba su solución, por lo que le pidieron a Bragadino que arribara en sus jurisdicciones para ayudar a este pueblo que había caído en desgracia. Éste aceptó, pero con la condición de que el pueblo debía pagar su pomposa vida, hasta tanto el solucionaba el asunto del oro en la nación y devolvía las riquezas al pueblo….

….Parecidos Actuales y Mentiras.

¿No son nuestros políticos eso mismo, vividores del erario público, bajo la tesis de mejor vida para los menos agraciados? Bragadino duró muchísimos años viviendo de la ilusión de los Venecianos, que esperaban con ansias volver a sus tiempos de gloria y de ostentosidad. Cuando la gente se comenzó a impacientar en razón de que el mágico redentor de Venecia, a título económico,  no hacía nada por la mejoría del pueblo le reclamaron que actuara, pero este – muy parecido al caso dominicano – reaccionó con desprecio y culpó al pueblo de desesperado.

La ciudadanía común se deja guiar por las promesas de mejoría, que nunca llegan, cuando enérgicamente exigen ser tomados en cuenta para la producción de un cambio de mal a bien.  Los Bragadinos modernos (políticos Dominicanos, en especial del PLD) toman por las greñas esa utopía y manipulan el sentir de la gente, para convertirlo en votos  o en otros casos en oro (dinero de corrupción) para sus bolsillos.