Sacerdotes dicen corrupción e impunidad están acabando con República Dominicana

Dos sacerdotes católicos que fueron entrevistados por separados en ésta ciudad, coincidieron en señalar que la corrupción administrativa, la impunidad, la inequidad y la falta de justicia social, entre otras problemáticas, están acabando con la República Dominicana.
El sacerdote Rogelio Cruz, explicó que “de forma irónica las autoridades dominicanas ha dejado de lado la justicia y la igualdad para favorecer a un grupo de sujetos que llegaron harapientos a cargos públicos, los cuales en poco tiempo ya son millonarios, hasta el punto de que la impunidad ha llegado a niveles tan alarmante en nuestro país que el caso de Jhon Percival fue un bulto del Estado para ocultar escándalos de corrupción administrativa como el caso de los Tucanos y el de ODEBRECHT”.
Al ser cuestionado sobre el tema del aborto, Rogelio Cruz aseguró que sobre ese aspecto nunca se llegará a nada con discusiones bizantinas, pero sostuvo que tampoco se puede obligar a una mujer ultrajada a parir y criar el hijo de su violador, por lo cual considera que el tema de la interrupción del embarazo en caso de que la vida de la madre corra riesgo, que sea producto de un incesto, de una violación sexual o que el feto tenga algún tipo desformación, más que ser un tema religioso es de salud.
El combativo cura aseguró que desde el 1492 con la llegada de los colonizadores españoles, la isla ha sido saqueada por todos los que de una manera u otra han administrado la cosa pública y aún así los teóricos del gobierno tiene el tupe de afirmar que tenemos poder de endeudamiento.
Otro sacerdote cuestionado, fue Benito Hierro de la parroquia La Altagracia en el sector Conani de Puerto Plata, quien abogó por el empoderamiento de la ciudadanía en pos de exigir la aplicación de justicia ante tantos casos de corrupción y otras acciones aberrantes que a cada momento acontecen en nuestro país.