Personas que prefieren grabar e incluso robar en vez de socorrer a otros

Grissell Medina
Santo Domingo
La deshumanización de las personas hoy en día va tan lejos que ya nadie se detiene a ayudar a otros, aun cuando los ven agonizando.
Es increíble ver personas que tienen la sangre tan fría para tomar el celular y hacer fotografías o grabar videos e incluso para robar, en vez de socorrer a otra que tuvo un accidente y que quedó atrapado en el vehículo.
Esta escena se repite en nuestro país cada vez con más frecuencia, una situación que preocupa, porque ya no son hechos aislados.
El pelotero de Grandes Ligas, Yordano Ventura, fue robado y abandonado hasta que murió, en vez de ser auxiliado tras el accidente que tuvo la madrugada del domingo pasado, en la carretera que enlaza las comunidades de Rancho Arriba y Juan Adrián.
El año pasado la ex miss República Dominicana, Kimberly Castillo, denunció que tras sufrir un accidente cuando viajaba a Santo Domingo, varias personas le robaron sus pertenencias y no la ayudaron.
Otro caso aún más espeluznante es el de un raso de la Policía que fue asesinado de un disparo en la cabeza durante el fin de semana en Manoguayabo, para despojarlo de su arma de reglamento.
El agente William Montero Encarnación, de apenas 23 años, aparece en un video, publicado en las redes sociales, el cual fue grabado mientras agonizaba.
En el video, de aproximadamente tres minutos, se observa cómo la gente se reúne alrededor del hombre a hablar sin tomar la iniciativa de ayudarlo o de trasladarlo a un centro médico.