¡Muy Poca Transparencia en los Ayuntamientos Municipales!

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es educador y Comunicador Social 

Fruto de los convenios antidemocráticos, formalizados entre los principales partidos de nuestro sistema indigentemente liberal muchos de los Alcaldes Electos no tienen una conexión real con la población y mucho menos con ideológicas políticas que motivaran sus candidaturas. De ahí que el deseo irrefrenable de obtener riquezas, a cualquier costo, ha llevado a los Intendentes a realizar actos que infringen la ley sin ningún tipo de temor.  

La prueba de esto lo contempla el informe realizado por el SISMAP Municipal (Sistema de Monitoreo a la Administración Municipal) el cual arroja datos escalofriantes como por ejemplo que en la Zona Norte de este país el 52% de los Ayuntamientos entregó presupuestos anuales, los demás no entregaron postulados económicos anualizados. Aunque también este informe detalla que esos mismos que entregaron los presupuestos anuales, no entregaron los informes trimestrales y en la mayoría de los casos no reportaron nada que arrojara evidencia de cómo se ejecutó el dinero otorgado por el Estado Dominicano….

Posibles Causas de Orden Político y Educacional.    

La inmensa mayoría de los que resultaron seleccionados fueron producto de un señalamiento por lo que además de la inconstitucionalidad existente, también está presente el poco compromiso partidario y poblacional de estos Alcaldes. El transfuguismo ha sido la práctica dominante en estos casos, cuando se supone que los regidores de carácter opositor (aunque también sin ideología) deben ser el contrapeso o la voz disidente en los cabildos, estos ha creado alianzas con los oficialistas para poder beneficiarse de la piñata Municipal.

La práctica es simple ejecutar obras, sobrevaluarlas y de ahí se saca la tajada. Lo impactante es que esta práctica y vida municipal vigente todos los días la practican casi todos los litorales (opositores y oficialistas) sin que los munícipes se quejen de forma alguna. Como lo antes indicado es violatorio a las leyes que se supone deben aplicar los organismos encargados de las cuentas del país, incluyendo los Ayuntamientos, cada día se pierde la esperanza de que la ley sea ley y se aplique como ley.