Liderazgo: Tito Bejarán y La Teoría del Gran Hombre

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

El criterio de liderazgo es totalmente discutible, desde los puntos de vistas sociológicos, políticos y psicológicos, pero hay rasgos que diversos autores han señalado que nos ayudan a ver cuándo existe un líder y cuando no.  El líder de forma anodina se quiere ver como bueno o malo, pero este espectro toma vital importancia subrepticia cuando los pequeños detalles rebelan grandes cosas.  La Escuela del Gran Hombre (Antonio Natera, Pag. 39, El Liderazgo Político en la Sociedad Democrática) estriba que el protagonismo de los líderes cambia el curso de la historia y de los hechos en su demarcación. ¿No fue hasta que el Dirigente Peledeista Miguel Alejandro “Tito” Bejaran se empodera de la campaña electoral que un candidato a Presidente Gana de forma abrumadora en Montecristi?

Los grandes movimientos religiosos y políticos de la historia requirieron notables hombres y mujeres, que causaban reverencia ante su personalidad, las verdades que pregonan o el ejercicio de sus funciones. Lo exuberante de este análisis es que la tendencia a ver al líder como tal no es infundado sino espontáneo, incluyendo una dualidad única en un actor político: necesariamente los grandes hombres no son personas buenas o humanitarias, sin embargo en el caso del Dirigente Peledeista, además de su grandeza en términos políticos, sociales y organizacionales – partidarios es considerado, hasta por su más acérrimos enemigos, como buen líder y gobernante…

…Más cualidades del Líder

Un autor señala que junto al fenómeno del liderazgo se encuentra la función conductual, entendiendo que la conducta se mide en potenciales. Esta conducta según Natera en su página 43 dice: “la creatividad del líder logra interactuar y unificar personas en torno a un objetivo común, comprometiendo a los actores en el proceso creando más potencial”. El Dirigente Peledeista en cuestión: ¿No logró unificar al PLD en la Provincia de Montecristi para lograr una victoria con un candidato muy rechazado, en términos parlamentarios y totalmente desgastado?  

Analizando tan sólo las dos preguntas que aparecen en esta entrega y a profundidad la Teoría del Gran Hombre de Antonio Natera, no nos quedarán dudas de que el Dirigente antes citado cuenta con las cualidades de un líder de los nuevos tiempos. Teniendo por su puesto presente que el autor, no es del PLD, es crítico de la gestión actual y no tiene afinidad alguna con el citado político mencionado en este artículo.