¡La Transición!

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

Cuando departimos de transición nos referimos a la alteración, innovación o revolución de algo. En el caso de la Política se refiere a los periodos que culminan, cuando hay cambios propuestos por los partidos o por los ciudadanos. Existen muchos casos latinoamericanos que revelan la perspicacia de lo que es una transición. Para ello es necesario que la lucidez nos permita atender que pasa cuando un gran líder no está a la cabeza, y como tal da paso a un cambio. Un ejemplo de esto es el Peronismo, que tratarlo de por sí llevaría miles de columnas de esta naturaleza, para entender mínimamente la magnitud de este movimiento Argentino.

Pero aunque busquemos muchos juicios teóricos la transición no es más que el cambio que se produce cuando un régimen entra en crisis y otro entra en su apogeo. Prueba de esto es lo que dicen los autores siguientes, politólogos versados en la materia los cuales han caracterizado diferentes fases en los procesos de transición política (copiado Textual): 1) crisis del régimen autoritario, 2) decisión/instauración con la superación del régimen existente y 3) consolidación y persistencia (habituación) (Morlino, 1985; Alcántara, 1994; Shaim/Linz, 1995)….

….¿Quiénes Deben Jugar su Rol?

El principal actor de las transiciones es la sociedad civil, la cual tiene a su cargo lo social, económico y político para la defensa y promoción de los intereses colectivos. Para el cambio de regímenes las Fuerzas Armadas y del Orden Público tienen un gran rol, dependiendo de qué lado estén. Por ejemplo si éstas están apoyando un régimen dictatorial la transición toma más tiempo de lo determinado. Cuando es el caso de que una transición no empieza desde las elites y comienza desde el pueblo, la oposición tiene un papel sumamente fundamental.

Un aspecto que juega su papel es la situación internacional, ya que si los momentos universales no estan a favor de las transiciones y permutaciones esta se verá afectada y aislada. Un ejemplo que ilustra esta idea es la caída de la izquierda en América y el mundo. Toda esta caída ha favorecido la derecha y la ultraderecha en el mundo.