Soy Padre: Me Opongo al Aborto…


Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social

Como padre de varios hijos/as me coloco del lado de los que no patrocinan un aborto libre, que dicho en otras palabras es legalizar el asesinato de criaturas indefensas. En este escrito me gustaría hablar en términos médicos (a pesar de que no soy médico) y en términos jurídicos (a pesar de no cursar estudios de derecho) con relación a este controversial tema que muchas instituciones afiliadas a poderes oscuros desean que sea aceptado simple y llanamente. La Iglesia Católica y los Protestantes junto con personalidades políticas formaron el Bloque Pro-Vida, Pro-Opción compuesto por organizaciones feministas y el CMD apoyan el aborto bajo ciertas condiciones y la Asociación Nacional de Clínicas Privadas desea la despenalización en cualquier caso.



Es importante que a la hora de hablar del aborto razonemos sobre el concepto de vida. El Dr. Jerome Lejeune (Versado en Genética) expresó que cuando un espermatozoide y un óvulo se encuentran y fecundan la vida, dicha vida es única y las cualidades que la crearon no se repetirán nunca más, por lo que ese ser es señero y especial en el mundo. De igual forma el Dr. Bruce Carlson, Embriólogo Humano, explicó que en la estructura de un ser humano adulto se encuentran sistemas como el nervioso, el digestivo, circulatorio y respiratorio; este mismo esquema se encuentra en un embrión de aproximadamente 10 milímetros, por lo que se puede considerar éste como un ser humano realizado desde el punto de vista médico.



Frente a esa situación hay cuatro (4) conjeturados para despenalizar el aborto, de los cuales siempre La Constitución y las leyes dominicanas colocan tanto la vida de la madre y del niño/a como prioridades. Pero teniendo presente que la vida más indefensa es la que se debe proteger en primera instancia. Tomando como línea que se deba despenalizar el aborto en caso de Embarazo Como Resultado De Una Violación los Pro-Abortos favorecen este caso, pero ellos lo que no le dicen a la sociedad es que se ha demostrado que el aborto no borra el daño psicológico creado por la transgresión, al contrario aumenta los deseos suicidas, baja autoestima y depresión. Estos mismos síntomas post-aborto están presentes en el caso de incesto. En esa dirección lo correcto sería castigar a los violadores o los que practicaron el incesto no la vida inocente que no tiene cuota de culpa en ese delito.



Cuando La Vida De La Madre Esté En Peligro, considero debe realizarse una investigación exhaustiva, pues la medicina de hoy no es la medicina de 2 o 3 siglos atrás. No podemos dar permiso para que alegando peligro se asesine una vida inocente y se le otorgue carácter de legalidad a una mujer para que aborte sin esperar consecuencias legales. Un dato que los Pro-Aborto deben mencionar es el siguiente: En Estados Unidos, país donde el aborto está legalizado, en el año 2004 se produjeron 83.1 muertes maternas por cada 100 mil abortos, mientras que al mismo tiempo se producían 28.2 muertes maternas por cada 100 mil nacimientos. El aborto, clandestino o no, siempre será causa de mortalidad materna por lo riesgoso del procedimiento (José Alberto Ortiz B., Abogado).