¡División PLD y Vínculos Presupuestarios!

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social 

A raíz de las fuertes afirmaciones de Fernando Fernández, Rafael Alburquerque y Franklin Almeyda, todos estos prosélitos a carta íntegra del Dr. Leonel Fernández, se ha abierto a nivel nacional una disputa de tesis sobre que ya el PLD está dividido. Es cierto hasta cierto grado, pero en verdad lo que quiero enarbolar en este artículo es que la oposición política (PRM, PRSC, FNP, Alianza País, ADP y otros partidos) no pueden contar con esta división para fines de obtener una victoria electoral en el año 2020.- 

En el fondo el PLD sabe conservar su vínculo o unión con el presupuesto de la nación, eso es razón más que asaz para que en el año 2020, no importa cuán grande sean las diatribas partidarias los Peledeistas se unifiquen en torno a un candidato, sea Leonel O Danilo. Aunque es arduo estar departiendo de personajes que estaban en el argot político hace 20 años, nuestro sistema les permite conservarse así hasta la muerte física de los mismos, pues estos son los que ante el ojo visor de la sociedad peledeista tienen mayor aceptación para una candidatura presidencial. 

Leonel, de hecho, en acento molesto ha dicho que no le hablen de reelección que le pregunten a Danilo,  y como es normal en el PRM se soban las manos apostando a una división tan fuerte, que dé lugar a una derrota electoral en el proceso venidero. Pero como dije líneas más arriba el PLD sabe muy bien cómo mantenerse unido, ya que ellos han confundido liderazgo con presupuesto; como el subconsciente no se deja engañar ellos necesitan tener a su lado una posición de principalía con manejo de recursos para poder auspiciar proyectos senatoriales, para la cámara baja y por su puesto presidenciales. 

A tal efecto, si le quitamos el presupuesto a muchos de estos oficialistas, se disminuyen automáticamente en sus aspiraciones. Para tales fines hagamos un ejercicio: ustedes se imaginan a Reinado sin dinero para campaña!. Pero de todas formas la oposición debe saber que si no le demuestra a la población que es algo diferente y que no pretenden cambiar una casta política por otra, de nada valdrán sus esfuerzos para llegar al poder y menos ante un PLD que sabe cómo mantenerse unido dentro de sus diferencias.