¡Políticamente los Enemigos se Aplastan!

Me gustaría contarles una historia a los políticos Luis Abinader e Hipólito Mejía, pues si la leen verán que es su historia, además de que notarán como quizás puedan enmendar algunos errores que han cometido entre ambos. Es la historia de Hsiang Yu y Liu Pang, estos dos (2) Generales Chinos eran en principio grandes amigos. Yu era de origen humilde, algo corto de mente pero un gran guerrero con una empatía natural, que le aseguró el liderazgo de las tropas del ejército. En cambio Pang no era un gran guerrero ni tenia tanto carisma pero sus habilidades intelectuales le aseguraron un puesto de prominencia en la milicia.

En cierta ocasión debían conquistar el reino de Ch´in, pero como no se había decidido quien debía ir primero, Pang fue delante, claro esta idea no le agradó para nada a Yu por lo que también fue a conquistar la ciudad. Todo le salió como esperaba y tomó el control de la ciudad, pero no porque quería hacerlo sino porque quería demostrar que él era mejor guerrero que Pang. ¿Pensemos: no ha querido dar a entender Hipólito Mejía que es mejor candidato que Luis Abinader? De todas formas, aunque conquistó la ciudad, el señor Hsiang Yu sentía que su amigo y compañero Pang le estaba ganando terreno a pesar de tener menos carisma y mucho menos habilidad para la guerra. 

El asesor de Hsiang Yu, Fan Tsen, le recomendó que eliminara a Pang y para esto le propuso varias formas, todas ellas muy maquiavélicas, las cuales Yu aceptó, pero a final de cuentas no pudo, por motivos amistosos –sentimentales,  ejecutar los planes para sacar de juego a su enemigo, antiguo amigo y compañero de guerra. Pang literalmente se logró escapar de la muerte ante Yu, y el asesor Tsen, le advertía cada día a Yu que esto le costaría su primacía en el ejército, pues según él, el enemigo “SE APLASTA NO SE LE DA MÁS OPORTUNIDAD! Cuando Pang escapó, producto de los planes temerarios de su antiguo amigo, Hsiang pensaba que jamás volvería pues ya él se había hecho con el control del ejército y de todo.

Erradamente Hsiang dispersó su ejército y Pang volvió a escena con menos hombres, pero más capacitados, estos lograron rodear el cuartel que comandaba Hsiang Yu y ahora fue Liu Pang que aplastó al ejército enemigo sin ningún tipo de clemencia. Ahora sin ejército y sólo Hsiang Yu huyó, ya que le habían puesto precio a su cabeza, como vio que no tenía salidas el mismo se eliminó físicamente. Si le damos una interpretación política a esto: ¿Consideran ustedes amigos lectores que Hipólito debe aplastar políticamente a Luis o Luis a Hipólito?