Margarita: Dijo más de lo Necesario


POR: PROF: DAYGOROD FABIAN SANCHEZ

Cuando observé el video de la Vicepresidenta de la República apoyando a la Ex-Candidata Demócrata Hillary Clinton, automáticamente pensé en el título de este artículo. Por su puesto también había pensado en la posible victoria del Candidato Republicano Donald Trump, y por tanto era imprescindible esperar el desenlace de esta batalla electoral, para hablar de lo de Margarita y su exceso tanto en el video como en sus palabras ante la prensa.
Salvando las distancias, hay una historia la cual creo pertinente, para que nuestra Vice la tome como análisis; es la Historia de Cayo Coriolano. Este gran héroe militar de la antigua Roma, libró innúmeras batallas, su gran destreza en el arte de la guerra y su forma de poco hablar lo convirtió en una leyenda para el pueblo. Producto de la gran popularidad que tenía, personas cercanas a él le recomendaron aspirar al puesto de Cónsul. Él aceptó. La tradición de ese entonces imponía que los candidatos presentarán un discurso ante los votantes con el fin de confirmar los votos que tenía, conquistar los que no y convencer los indecisos.
Pero cuando ese gran héroe militar habló nadie prestó atención, pues su discurso se excedió más de lo necesario y mostró su verdadero ser que era muy arrogante. Pero de todas formas la gente tenía predeterminado votar por este hombre de guerra. Pasado los días, cuando finalmente llegó la votación tan esperada, antes de que la gente acudiera a las urnas Coriolano decidió hablar otra vez, ahora con la salvedad de que según sus palabras era inequívoca e inminente su victoria. Esto enfureció a la clase menos agraciada, la cual era mayoría y emitieron su voto en contra de Coriolano. Al momento de perder se pensó que había aprendido la lección, sin embargo continuó insistiendo en lo mismo.
Como esto no le cayó bien a nadie, las muchedumbres se congregaron en forma de protesta para exigir la salida de este hombre de su pueblo y asegurarse que nunca alcanzara el poder. Cayo, volvió al campo de batalla amargado, con pocos amigos y duramente criticado. ¿No externó Margarita más palabras de las necesarias? ¿No se congregó el pueblo en las redes para criticar esté video y su interlocutora? ¿No perdió la candidata que se pretendía apoyar, similar a lo de Coriolano? ¿No continúa insistiendo Margarita en su apoyo a Hillary?