El peso mexicano se desploma tras primeros resultados en EE.UU.

(CNNMoney) - El peso mexicano está siendo vapuleado mientras avanzan los resultados de las elecciones en Estados Unidos.
La divisa cayó más de 11% a un mínimo histórico la noche del martes, a medida que la elección estadounidense se apretaba y aumentaban las opciones de una presidencia de Donald Trump.
El mercado de futuros en Estados Unidos también se hundió -el Dow cayó 800 puntos-, así como otros mercados en Japón y China. El discurso de Trump contra el libre comercio y su impredecibilidad han generado una gran incertidumbre en los mercados globales.
Pero Estados Unidos es el principal socio comercial de México. Y Trump ha atacado desde el primer día de su campaña. No extraña que el peso esté cayendo de forma tan severa.
“El peso mexicano ha sido el más golpeado, es la principal víctima”, dijo Neil Shearing, economista en jefe de mercados emergentes en Capital Economics, una firma de análisis.
El martes por la noche, la cotización había llegado a 20.33 pesos por dólar. La paridad nunca había alcanzado ese nivel.
El Banco de México y la Secretaría de Hacienda darán una conferencia de prensa este miércoles a primera hora de la mañana.
Trump ha propuesto imponer aranceles a las materias primas provenientes de México, cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN-NAFTA), gravar las remesas enviadas desde Estados Unidos a México, y construir un muro en la frontera, por el cual, dice, será pagado por México.
Una presidencia de Trump no sería un buen presagio para México, que depende fuertemente del comercio con Estados Unidos. Cerca de 30 por ciento de la economía mexicana se basa en sus exportaciones, y casi el total de ellas pasan por la frontera norte.
Además, la economía mexicana ya enfrenta una letanía de problemas, como los bajos precios del petróleo y los recortes en el gasto del gobierno.
Shearing predijo que el valor del peso podría caer más -al menos a 25 pesos por dólar- la mañana del miércoles, lo que obligaría al Banco de México a realizar una reunión de emergencia para subir las tasas de interés entre 1 y 2 por ciento.