Internos contentos con el programa Medio Libre

  • Dos mil internos se han beneficiado de permisos

Wanda Méndez
Santo Domingo
Cerca de dos mil internos han recibido facilidades de los jueces de ejecución de la pena para que trabajen, estudien, realicen labores comunitarias fuera de los recintos, compartan con sus familias en sus hogares por varios días y por razones de salud, a través del Medio Libre, programa creado en el 2012 dentro del Sistema del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.  
El 98 por ciento de los internos que han sido favorecidos con esas facilidades judiciales han cumplido con el programa de reinserción social y de tratamiento del programa y con los requisitos que les impone el juez, según afirmó el coordinador del nuevo modelo penitenciario, Ysmael Paniagua.
“Excepcionalmente ha habido algunos en los que han faltado los privados de libertad, y el departamento de monitoreo del Medio Libre ha detectado falta”, dijo Paniagua.  
La directora del Medio Libre, Frania Navarro, precisó que 30 privados de libertad han recibido el beneficio con fines laborales, mientras que otros 10 están en proceso de trámite, generalmente bajo la modalidad de trabajar de lunes a viernes y regresar a la prisión los fines de semana.
Cualquier recluso que esté en condiciones de optar por la libertad condicional puede aplicar para este programa, sin importar el delito, excepto los reincidenes. Empero, Paniagua sostiene que aquellos acusados de hechos más gravosos se toman más tiempo para que el juez de ejecución de la pena les conceda el permiso, como el narcotráfico o crímenes que afectan la sociedad y a las familias de las víctimas.
Esto se debe, contó Paniagua, que cuando las víctimas se oponen de manera intensiva y permanente se hace muy difícil que los jueces otorguen libertad condicional u otro tipo de facilidad.
Con los permisos de trabajo el sistema es más riguroso, porque tienen que reportarse permanentemente de que están en su trabajo.
Paniagua explicó que el programa Medio Libre son todas las acciones y decisiones que tome el juez de ejecución de la pena y el modelo penitenciario para facilitarle las actividades a los privados de libertad tanto de estudio, como de trabajo, visitas familiares, algunas veces con vigilancia mínima y en otros casos sin ella.
Caso Martha Heredia
Entre los reclusos que ha incurrido en faltas e incumplimiento está la cantante Martha Heredia, quien fue beneficiada con un permiso laboral y de estudio el 4 de mayo pasado por el juez de Ejecución de la Pena de Santiago, Rubén Darío de la Cruz Uceta, por recomendación del programa Medio Libre.

“En el caso de Martha Heredia, ella ha mostrado falta en el compromiso de permanencia y en el compromiso de no extravagancia; ella se ha excedido y eso ha colocado a la opinión pública en alerta sobre el tema”, manifestó.
Paniagua informó que preparan junto al procurador general, Francisco DomÏnguez Brito, un historial de la situación de la cantante, para someterlo al juez de ejecución de la pena de Santiago que le otorgó la autorización.